TV EN VIVO

miércoles, 16 de febrero de 2011

¿LE CREEMOS O NO? : Toledo afirma que se prepara un “fraude electoral” en su contra


Venga, demás esta decir que este folklórico personaje no tiene ninguna simpatía de mi parte, mas aun cuando hasta el día de hoy se niega a hacerse un examen toxicológico para descartar - o confirmar - cualquier adicción a las drogas, así como no aclara las vinculaciones que tendría el y su entorno con los capos del narcotráfico, tal como lo denuncio Caretas, para que ahora salga ante los medios, no para responder a todos los cuestionamientos que se le hace, sino para denunciar lo que llamo el “inicio de un fraude en su contra ” por una sorpresiva medida que perjudica a las encuestadoras, que lo colocan en primer lugar de las intenciones de voto para las próximas elecciones. En efecto, en una evidente “cortina de humo” para que no se hable de las contribuciones que el narcotráfico hizo en la campaña de Alan García en el 2006, el JNE (que de “autónomo e independiente” no tiene nada ya que es un organismo que se encuentra manipulado por Palacio) ha publicado una polémica disposición, el cual obligara a las encuestadoras a revelar los datos personales de sus entrevistados (DNI, teléfonos y direcciones), so pretexto de buscar “optimizar la fiscalización de esos estudios ” Asimismo - según la citada normatividad - las encuestadoras que incumplan con el reglamento pueden “ser multadas e incluso suspendidas del registro de encuestadoras a emitir sondeos durante los procesos electorales”. Es por ello que estas empresas - con la obvia excepción de la aprista IDICE - han puesto el grito en el cielo y no han dudado en afirmar que “se trata de una absurda disposición que rompe la confidencialidad de los encuestados y atenta contra el derecho de un voto secreto,lo cual generará una gran desconfianza ya que las personas no querrán ser encuestadas o mostrar su DNI a quienes tocarán a sus puertas”, por lo que han decidido suspender sus sondeos hasta que el JNE rectifique su posición, ya que esta perjudica “el derecho de las empresas a guardar el secreto profesional, a ejercer la libertad de empresa y a difundir información sin censura previa ni impedimento alguno” Puede ser que tengan algo de razón, pero se ve que exageran al ver peligrar sus intereses.Es por eso que el cholo, al verse directamente perjudicado porque ya no aparecerán mas sondeos donde se confirme o no su posicionamiento en el primer lugar, no ha dudado en condenar tal iniciativa agregando que "solo los que no se ven favorecidos por las encuestas están a favor de una medida aberrante y antidemocrática como la que ordenó el JNE contra las empresas encuestadoras” añadiendo que “no se puede chantajear de ese modo. Protestan los de abajo, Castañeda que está cayendo y Pedro Pablo que no sube” remarco. Acto seguido cuestionó que Alan García apoye la medida del JNE y expresó que lo hace “para proteger a sus favoritos que buscan cuidarle las espaldas y garantizar la impunidad para sus delitos” Y es que según los sondeos de APOYO publicados este domingo - que aparentemente serían los últimos - Alejandro Toledo se afianza en el primer lugar con un 28% de intención de voto, seguido de Keiko Fujimori con un 22%, mientras Luís Castañeda - ya en caída libre – está en el tercer lugar con el 18%, teniendo como su sombra nada menos que a Ollanta Humala quien sube al 12% y finalmente aparece al fondo de la lista Pedro Pablo Kuczynski que apenas tiene un ridículo 6%. Como puede verse,al desaparecer las encuestas que lo favorecen, Toledo ya no podrá seguir presentarse como el “favorito” para ganar las elecciones y de ahí su desesperación, amenazando incluso con realizar marchas y protestas para seguir aparentando ser un "opositor" al gobierno, cuando en realidad es mas de lo mismo. Asimismo ve en ello la mano de García quien podrá manipular a su antojo los resultados de la votación del 10 de abril - ya que no existirían los famosos sondeos hechos a boca de urna que generalmente aciertan en los resultados finales - seguramente recordando la frase dicha por el bufón aprista en el sentido de que “el puede impedir que gane las elecciones quien no sea de su agrado “ tal como lo hizo con Vargas Llosa en 1990. Sean ciertos o no sus temores, eso no significa en modo alguno que debamos santificar la labor de las encuestadoras, porque nos preguntamos: ¿A quien rinden cuentas de la labor que hacen? ¿Quienes pagan los sondeos que realizan? ¿Dichos resultados manipulan a los electores al inducirlos a votar “a ganador”? ¿Alguna vez llamaron a su puerta para preguntar su opinión? demasiadas preguntas sin respuesta (Solo me queda agregar que horas mas tarde el JNE dejo sin efecto la polémica norma, pero las preguntas siguen en pie, demostrando que nada ha cambiado):(
Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.