TV EN VIVO

domingo, 22 de mayo de 2011

EL ESPACIO COMO NEGOCIO : SpaceX da el primer paso en la privatización de los vuelos espaciales


SpaceX es la compañía espacial de moda,eso nadie lo duda. Su cohete Falcon 9, con una capacidad en órbita baja (LEO) de 10,5 toneladas, promete jugar un papel esencial en el mantenimiento de la estación espacial internacional con la retirada de los vetustos transbordadores este año. Será empleado para el lanzamiento de la nave de carga Dragon, vehículo que podría en un futuro no muy lejano enviar astronautas hacia la ISS .Pero los planes de SpaceX no se detienen en el Falcon 9. Hace años que la compañía desveló el Falcon 9 Heavy, un lanzador pesado capaz de poner 32 toneladas en LEO, lo que lo convertiría en el cohete en servicio más potente. Pero eso no es todo, ya que tiene planes mucho mas ambiciosos: El primero de los nuevos lanzadores pesados que se han propuesto sería el Falcon X, que podría poner en órbita hasta 38 toneladas. El Falcon X serviría de base para el Falcon X Heavy, un monstruo comparable al Saturno V (!) que lanzaría hasta 125 toneladas. Por último, tendríamos el Falcon XX que, con su monstruosa capacidad de carga de 140 toneladas, sería el mayor lanzador jamás construido. Ahí es nada. La "serie X" se basa en las tradicionales características de diseño de SpaceX, empleando queroseno y oxígeno líquido (kerolox) en módulos intercambiables en la primera etapa. Por ahora no hay planes para un Falcon XXX. Al respecto, Elon Musk, director general de la empresa Space Exploration Technologies considera que Estados Unidos está al inicio de un renacimiento de su industria espacial, incluso uno más sorprendente que el iniciado hace décadas cuando John F. Keneddy anunció que era momento de ir a la luna. Este primer paso hacia la privatización de los viajes espaciales es parte del programa de Barack Hussein Obama para que la NASA se enfoque en proyectos mucho más grandes y mejores, como una misión a Marte. La dependencia seleccionó a Space X y a la firma Orbital Sciences para desarrollar un vehículo que pueda viajar a la órbita de la tierra, porque Estados Unidos no tiene los medios para hacerlo por sí solo, ya que hasta el momento, se usa la infraestructura rusa con la aeronave Soyuz. “Estas empresas están sobre los hombres de la NASA, están diseñando cohetes con la experiencia de 50 años”, expuso George Musser, editor de la publicación Scientific American. Pero la competencia en ese campo es dura. Si las cosas salen como se han planeado, Musk asegura que Space X estará listo para el transporte de personas a la Estación Espacial Internacional. Si la NASA firma un contrato, los astronautas podrán usar los servicios de Space X en tres años.“Queremos un futuro en donde podamos explorar las estrellas, donde podamos ir a otros planetas, y podamos hacer cosas grandiosas como las que leemos o vemos en libros y películas de ciencia ficción”, puntualizó Musk :)
Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.