TV EN VIVO

miércoles, 20 de septiembre de 2017

HILLARY CLINTON: Sin honor ni dignidad

Hace unos días se dio a conocer las memorias de Hillary Clinton, una especie de testamento político y también de ajuste de cuentas, donde da rienda suelta a sus odios y complejos, arremetiendo contra todos los que considera ‘responsables’ de su fracaso: el director de la CIA James Comey, su rival demócrata Bernie Sanders, el líder ruso Vladimir Putin, su contrincante republicano Donald Trump … para culparles de ello no dejando títere con cabeza, cuando la única responsable de su descalabro es ella misma. Por lo visto, aun no puede asimilar su contundente derrota electoral a pesar de los meses transcurridos y no ha encontrado mejor manera que ‘vengarse’ de sus enemigos, publicando un libro repleto de mentiras y calumnias del más grueso calibre. No cabe duda que el papel lo aguanta todo, más aun, proviniendo de quien viene. Como sabéis, cuando Donald Trump anunció su candidatura a la Casa Blanca, en el verano del 2015, se propagó una teoría conspirativa según la cual el empresario neoyorquino estaba en contubernio con el matrimonio Clinton para revirar la campaña republicana y favorecer la llegada de Hillary a la presidencia. Así de extravagante y absurda parecía esa idea, más aun cuando el establishment a través de sus poderosos medios de comunicación, habían iniciado un ataque feroz al magnate, todo para defender a ‘su’ candidata, quien con semejante apoyo mediático se creía segura de la victoria, pero a la hora de la verdad cayo de bruces despertando bruscamente de su sueño, y por eso mismo la derrota demócrata resultó ser de lo mas sonada. ¿Qué pasó? Desde la noche electoral del 8 de noviembre, se han escrito miles de páginas tratando de explicar su fracaso, pero como si ello no hubiese sido suficiente, la semana pasada ha salido a la venta las 512 escritas por la vencida, y en ellas - como es obvio - no duda en descargar su bilis contra el exdirector del FBI James Comey, su contrincante progresista, Bernie Sanders, pasando por el Gobierno ruso y el magnate republicano: "Yo llevé a cabo una campaña tradicional, con políticas muy pensadas, mientras Trump hacía un reality show que azuzaba el resentimiento de los estadounidenses de una forma implacable”, afirma cínicamente Clinton en What Happened (Qué pasó), donde habla de una “tormenta perfecta” que acabó por arruinar las que parecían las elecciones perfectas para ella, luego de haber caído en la primera intentona, ocho años atrás, al perder ante el musulmán encubierto Barack Hussein Obama la candidatura demócrata. Pero no os equivoquéis, ‘What happened’ no es el tradicional libro de confesiones de un político retirado, esos plagados de pecados ya prescritos que se publican al cabo de los años. Está escrito en caliente y lleno de falsedades que salio a la calle 10 meses después de su debacle electoral. Sí desprende, sin embargo, aroma a testamento de quien ya nunca más saldrá a pedir el voto. Ella misma lo confirmó el pasado fin de semana en una entrevista en la cadena CBS: “No volveré a ser candidata”, dijo, porque el desenlace de su última campaña “sigue doliendo mucho” agregó. “Tuve que aceptar que millones y millones de personas no me querían. Imaginen lo que se siente”. Cuenta que luego de la derrota se refugió llorosa en su casa de Chappaqua, un precioso pueblo del norte del estado de Nueva York, y se dedicó a arreglar armarios, pasear por el bosque y beber Chardonnay hasta perder el sentido. Pero luego, por lo que parece, se puso a escribir, en algunos momentos, casi a rugir al calor de una botella. A rugir, por ejemplo, contra James Comey, cuya investigación sobre el caso de los correos - el escandaloso uso que Clinton hizo de su servidor privado mientras era secretaria de Estado - fue reabierta y publicitada en los días previos a las elecciones. “Sin la intervención del director del FBI, pese a todo, habríamos ganado la Casa Blanca”, dice entre lamentos, y se ‘arrepiente’ de no haberse defendido con dureza de esas graves acusaciones, a pesar de tener a su disposición a todos los grandes medios de comunicación que estaban con ella y apoyaban militantemente su campaña. En ese libro lleno de falsedades también arremete a las continuas insinuaciones del izquierdista Bernie Sanders, quien compitió con ella por la candidatura demócrata y, durante las primarias, la atizó constantemente, desenmascarándola por su hipocresía debido a su cercanía al poder económico y sembró dudas sobre su ‘honradez’. “Sus ataques complicaron la unión de los demócratas y abonaron el terreno para la campaña de Trump de ‘Hillary la corrupta [expresión que el hoy presidente repetía constantemente]”, escribe. Para nadie es un secreto que los multimillonarios ingresos de la fundación ‘benéfica’ que tiene con su marido, el expresidente Bill Clinton, o los discursos pronunciados hace años en Wall Street y - según afirma - ‘pagados a precio de oro’ (?) la han convertido en una sospechosa permanente, porque en realidad estos serian de origen ilícito, perteneciente a grandes corporaciones judías, a quien se debe en cuerpo y alma. Como no podía ser de otra manera, la fundadora de ISIS y Al Qaeda aborda ampliamente la ‘injerencia rusa’, una supuesta campaña de ciberataques y desprestigio que la susodicha y los servicios de inteligencia estadounidenses (especialistas en crear embustes, como las “armas de destrucción masiva de Irak” que fue el pretexto utilizado para invadir, destruir y saquear ese país) ‘atribuyen’ al Kremlin y que solo caben en su retorcida imaginación, ya que no existe prueba alguna de ello y cuestiona además que Hussein Obama, no se hubiese pronunciado públicamente. "Me pregunto que hubiera pasado si en otoño del 2016 el hubiese dado un discurso televisado a la nación advirtiendo de que estaban atacando nuestra democracia. Quizá más americanos hubieran despertado. Nunca lo sabremos", escribe. Admite, entre líneas y a regañadientes, algunos pecados propios. Afirma que cometió graves errores al descuidar estados que al final resultaron claves en los comicios, como Wisconsin, y que se comunicó fatal con el votante del cinturón industrial, que fue decisivo para el triunfo de Trump. “Vamos a parar la actividad de un montón de mineros y empresas del carbón”, llegó a decir en un mitin en Ohio, unas palabras que, insiste, ‘se sacaron de contexto’. Añade, además, que Obama había alimentado previamente ese relato de hostilidad demócrata contra las minas de carbón al anunciar un plan de reducción estado por estado. La fracasada candidata presidencial también concluye que ser mujer no le ha ayudado en esta carrera por gobernar el país más poderoso del mundo. “¿Qué me hace ser semejante pararrayos de la furia? Lo pregunto de veras, estoy perdida”, clama antes de apuntar al género como unos de sus fantasmas. “No solo me enfrente a Trump”, apunta en otro momento, “sino también al FBI, a Rusia y al complejo sistema electoral” haciéndose la victima. “He repasado todos los errores que cometimos. Asumo la responsabilidad de todos ellos. Puedes culpar a los datos, al mensaje y todo lo que quieras, pero la candidata era yo, era mi campaña, eran mis decisiones”, recalca, la que fuera candidata del establishment, quien a pesar de todo el apoyo recibido por las grandes corporaciones mediáticas - los cuales no dudaron en desatar una histérica campaña de agravios, insultos y difamaciones contra Donald Trump, como nunca antes había sucedido contra un candidato presidencial alguno en la historia de los EE.UU. - fue derrotada de manera lapidaria. Por cierto, el libro no aborda ninguna posible explicación convincente de su estrepitoso fracaso que los analistas no hayan apuntado en los últimos meses, y asimismo deja sin responder una cuestión de fondo: su responsabilidad por el incremento del terrorismo en el mundo, al ser responsable directa de la creación de grupos como ISIS y Al Qaeda, con el objetivo de desatar el caos y la violencia en el Medio Oriente, para ‘justificar’ con ello el intervencionismo estadounidense en la estratégica región: “Nosotros creamos a ISIS, Al Qaeda , Al Nusra y otras organizaciones para que trabajen en nuestro beneficio” indico en una entrevista al medio digital The Atlantic, el 10 de diciembre del 2014. De esta manera, los EE.UU. y Arabia Saudita financiaron a aquellos grupos criminales conformados por mercenarios, que fueron entrenados en Jordania y Turquía por agentes de la CIA y el Mossad israelí para combatir a los gobiernos considerados ‘enemigos’ de Washington, proporcionándoles ingente cantidad de armas y municiones, sin importarle en lo mas mínimo el dolor y el sufrimiento que causaron a millones de personas tanto en Siria como Irak, donde esos criminales desataron el infierno bajo el patrocinio de Washington. Hillary Clinton - quien con su histeria antirrusa y el apoyo de los banqueros judíos de Wall Street estaba determinada a iniciar la III Guerra Mundial de haber llegado a la Casa Blanca - sabía de la masacre que esos grupos iban a ocasionar y no le importó en lo absoluto. Derrotados en el campo de batalla por los bombardeos de la aviación rusa que arrasó su ilusorio ‘califato’, estos mercenarios huyeron de la región haciéndose pasar como ‘refugiados’ llegando a Europa para cometer sangrientos atentados en tierra de los ‘cruzados’. Todo ello es posible ‘gracias’ a Hillary Clinton quien los apoyó con entusiasmo. A no dudarlo que todo esto se trata de un Crimen de Guerra y merece por ello ser castigada ejemplarmente ¿A que están esperando para juzgarla y condenarla por sus abominables delitos? :(

APPLE WATCH SERIES 3: Llega aún más lejos

Silenciosamente. Así es como el reloj inteligente de Apple ha ido convirtiéndose en el referente de un mercado difuso y que no ha cumplido las expectativas que de él se esperaban. Es en esa confusa situación en la que nos encontramos ante un lanzamiento esperado: el de un Apple Watch Series 3 que aporta una diferencia fundamental con respecto a sus predecesores: llega con la opción de tener conectividad LTE, lo que le permitirá dar todo su potencial sin necesidad de tener el iPhone cerca. En esta nueva iteración del Apple Watch 3 lo que no cambia (casi) es el aspecto exterior. La tradicional forma cuadrada de la pantalla sigue por tanto siendo protagonista de ese aspecto exterior. Hay una nota discordante que sí marca la diferencia: la corona situada en uno de sus laterales está claramente destacada por un color rojo en su interior que diferenciará estos modelos de los anteriores y que dejará claro que éstos relojes son los que cuentan con conectividad LTE. La carcasa, eso sí, no varía en grosor a pesar de las novedades en el hardware y sobre todo en la integración del módem y la tarjeta eSIM para proporcionar la conectividad LTE. Contamos además con nuevas pulseras y además con un nuevo modelo con materiales cerámicos en gris, una variación sobre el modelo blanco que ya existía. El nuevo Apple Watch Series 3 contará con una eSIM que en realidad cuenta con el mismo número que tu iPhone. Esa eSIM da acceso a las redes de datos móviles de forma independiente al iPhone. Las posibilidades son fantásticas para todo tipo de escenarios, porque ya no dependeremos del smartphone de Apple para sacarle partido a todas las opciones del reloj inteligente de Apple. Así, podremos interactuar con las notificaciones que llegan al dispositivo, pero también se abren las puertas para que todo tipo de aplicaciones puedan aprovechar esa conectividad directamente sin que el iPhone esté cerca para aportar su conectividad. En Apple nos han hablado de ejemplos claros como iMessage o Maps, pero también destacaban cómo WeChat ya está preparada para funcionar con esta conectividad independiente. La estrella, no obstante, podría ser la música: muy pronto se lanzará Apple Music para el Apple Watch Series 3 con LTE, lo que dará acceso al streaming de música directo (con unos buenos Airpods, por ejemplo) sin necesidad de tener el iPhone cerca. Una de las características más destacadas, no obstante, será la posibilidad de hacer y recibir llamadas directamente desde el reloj sin necesidad de tener el iPhone conectado. El altavoz y micrófono del Apple Watch colaboran con su módem LTE y la eSIM para convertir a estos relojes en verdaderos dispositivos de comunicación. No hubo mención sobre potenciales mejoras en batería, pero en Apple aseguran que la autonomía del dispositivo es de 18 horas. Habrá que ver cómo afecta esa conectividad LTE a la batería, porque otros smartwatches con eSIM lanzados con anterioridad (el Samsung Gear S3 y el LG Watch Urbane en su segunda edición son buenos ejemplos) sí se veían afectados al ofrecer esa conectividad. El nuevo Apple Watch Series 3 llega en dos versiones, una sin conectividad LTE y otra con esa conectividad. En ambos casos lo que sí coincide es el nuevo procesador dual-core integrado, que es un 70% más rápido que el anterior, algo que posibilita por ejemplo que Siri pueda "hablar" con nosotros directamente desde el Apple Watch. Otro de los cambios claros en este dispositivo es el nuevo chip W2 que proporciona la conectividad Bluetooth y WiFi, y que ahora es un 85% en esa conectividad WiFi y un 50% más eficiente que la versión anterior.La propia pantalla se ha convertido en un elemento singular de esa apuesta hardware, porque es la que actúa como antena celular para la conectividad móvil. El Apple Watch Series 3 estará disponible en distintos países próximamente, pero el modelo con conectividad LTE estará restringido de momento a Estados Unidos, Canadá, Australia, China, Japón, Reino Unido, Alemania y Francia, y en todos ellos también habrá restricciones respecto a las operadoras con las que es posible usar esta conectividad LTE. Apple ha indicado que estos modelos se podrán reservar a partir del próximo 15 de septiembre y estarán disponibles el próximo 22 de septiembre. Los precios en Estados Unidos son de 329 dólares para el Apple Watch Series 3 sin LTE y de 399 dólares para el modelo con LTE :)

1 MILLION PUB 2017 DE PACO RABANNE: Un perfume envuelto en oro

Algunas veces lo que vemos por fuera suele ser un fiel reflejo del interior. Aunque esta frase bien podría aplicarse a las personas, en el nuevo 1 Million Pub 2017 de Paco Rabanne esta máxima también se refleja a la perfección. Por fuera un frasco que simula un lingote de oro, por dentro una fragancia fresca, sensual y con un pequeño brillo de oro. Como sabéis, en todas las civilizaciones y religiones, el oro siempre ha sido usado para seducir a las personas, por eso este perfume representa poder, lujo, fortuna y masculinidad. 1 Million Pub 2017 no es un perfume cualquiera. Esta fragancia masculina de Paco Rabanne está destinada a aquellos hombres extravagantes y atrevidos a los que les gusta seducir y que, además, lo hacen con su estilo propio. Un gentleman con personalidad, que es capaz de atraer con una combinación única de humor, sensualidad y atrevimiento. 1 Million Pub 2017 de Paco Rabanne puede definirse como un perfume amaderado – especiado, con toques frescos, notas de flores y de fruta jugosa. Nada más ponértelo, podrás percibir sus notas de salida, en las que destacan la mandarina sanguínea, el pomelo y la menta pimentada, que le aportan una sorprendente nota de frescura. Con el paso del tiempo, este perfume masculino evoluciona y muestra sus notas de corazón, en las que se perciben diversas especias, un elegante absoluto de rosa y canela, que le da un toque picante, dulce y caliente. Paco Rabanne da a este perfume unas notas de fondo con cuero persistente pero discreto, pachulí, maderas blancas y ámbar como fondo. Especialmente persistente es el pachulí, que se mantiene a lo largo de toda la evolución de la fragancia en la piel. Esta combinación particular de notas olfativas hace de 1 Million un perfume especialmente indicado para hombres a los que les gusta destacar por su carácter sexy, jovial, fuerte y a la vez dulce. Además, cuenta con dos características básicas para convertirse en el perfume preferido por los seductores: su alta perdurabilidad y su nivel de aprobación entre las mujeres, que dan una valoración muy alta a esta fragancia, donde todo lo que reluce es oro. Para el lanzamiento de la campaña, escogieron nada menos que al australiano Jordan Barrett, quien con apenas veinte años es el Top Model del momento. Deja que el nuevo 1 Million Pub 2017 te atrape y te cautive :)

miércoles, 13 de septiembre de 2017

CRIMEA: La preciada joya de la corona

Desde su reunificación con Rusia por decisión soberana de sus habitantes, quienes en un referéndum de marzo del 2014 acordaron mayoritariamente  con el mas del 96% de votos a favor, regresar a la Madre Patria del cual había sido separados injusta y arbitrariamente por el dictador comunista soviético (de origen ucraniano) Nikita Jrushchov y ‘regalado’ a Kiev en 1954, Crimea ha sido objeto de la codicia de los EE.UU. y sus lacayos de la OTAN, quienes tras derrocar en el 2014 al presidente constitucional Viktor Yanukóvich en un golpe de Estado preparado por la CIA y reemplazarlo por el traidor colaboracionista Petró Poroshenko, con el objetivo de utilizar a Ucrania como zona de paso para llegar a Siberia y apoderarse de sus inmensas reservas de gas y petróleo. Pero fracasaron en su intento gracias a la intervención rusa que no solo salvo del genocidio a la comunidad rusoparlante del este de Ucrania por parte de la camarilla golpista de Kiev, sino que también desbarataron todos los planes estadounidenses para asentarse en el territorio. Sin embargo, sus sueños de dominación siguen intactos y tal como escribe el columnista ruso Serguéi Íschenko, ante la imposibilidad de trasladar permanentemente la Sexta Flota al Mar Negro, debido a la existencia de un tratado que lo prohíbe, Washington ha decidido rearmar a sus ‘aliados’ en la zona, para que sean ellos quienes ‘enfrenten’ a Rusia en un hipotético conflicto: “El medio estadounidense Defense News ha publicado recientemente que, entre 2018 y 2024, el Ministerio de Defensa de Rumania planea adquirir en el extranjero cuatro corbetas por valor de 1.930 millones de dólares. Las autoridades búlgaras, por su parte, anunciaron los planes de compra de dos corbetas por un monto total de 503 millones de dólares. Los citados gastos pueden resultar insostenibles para ambos países, tomando en consideración su presupuesto, Por ejemplo, el presupuesto militar de Rumania en 2017 ascendió únicamente a 3.600 millones de euros. Para asignar una suma tan grande a la partida de defensa, las autoridades rumanas tienen que realizar tijeretazos considerables en otros ámbitos, opina Íschenko. En este contexto, es interesante tratar de entender la causa por la que en Bucarest han decidido implementar nuevos recortes. "Cuando ambos países, que anteriormente adquirían sus buques exclusivamente en los mercados de segunda mano, toman la decisión prácticamente simultánea de aumentar sus capacidades de combate en el mar Negro, es lógico suponer que la necesidad de este paso fue recomendada por alguien. Y este alguien es tan potente que mejor no contradecirlo", prosigue Íschenko. Para encontrar a este 'consejero oculto', es necesario entender sus motivos. A este respecto, el autor del artículo propone recordar la iniciativa relacionada con la creación por parte de los países de la OTAN de una flotilla unida en el mar Negro. Por primera vez, esta idea resonó en enero del 2016, precisamente en Bucarest, recuerda el columnista. En aquel entonces, numerosos expertos en materia militar coincidieron en que las conversaciones acerca de una flotilla unida habían sido utilizadas para presionar a Moscú y, en la práctica, habían resultado poco viables. Como sabéis, la Convención de Montreux sobre el paso por los Estrechos limita considerablemente la presencia de flotillas de países que no tienen salida al Mar Negro, por lo que los EE.UU. no pueden tener una base permanente desde el cual poder amenazar a Rusia. Actualmente, las fragatas Regele Ferdinand (F221) y Regina Maria (F222) son los principales elementos de combate de la Armada de Rumania. Dichas naves no representan ninguna amenaza a la Flota del Mar Negro de Rusia, ya que son exfragatas británicas que fueron retiradas del servicio en el Reino Unido porque estaban obsoletas. Por su parte, la Armada de Bulgaria no luce un gran aspecto hoy en día. Basta con mencionar su fragata BGS Verni (una nave de origen belga que anteriormente tenía el nombre Wielingen y que fue botada en marzo de 1976), por lo que hoy, es chatarra. Entonces, ¿qué les queda a los aliados de la OTAN para poder cumplir su plan relacionado con la creación de una flotilla unida? ¿La flota de Turquía? "Sí bien la flota turca es numerosa y está modernizada, los vaivenes políticos del dictador Recep Tayyip Erdogan en su guerra personal contra la Unión Europea - que ha cerrado la puerta definitivamente a Turquía a una posible adhesión de ese país asiático al grupo, lo cual ha enfurecido a Ankara y además su rechazo palpable a la creación de una Kurdistán ‘independiente’ que en realidad seria otro enclave estadounidense mas, como lo es Kosovo en Serbia - no permiten contar con su lealtad a sus aliados de la OTAN ante un conflicto hipotético con Rusia", escribe Íschenko. El periodista considera que los enemigos de Rusia están tratando de trazar un plan a largo plazo. Tan largo que sea suficiente para reorganizar completamente la Armada de países dispuestos a todo, como lo son Bulgaria y Rumania. "Supongo que así nació su decisión simultanea de comprar varias corbetas. Posteriormente, estas naves podrán convertirse precisamente en la base para la flotilla unida (de la OTAN) en el mar Negro. Durante las crisis, los destructores de la Sexta Flota de Estados Unidos apoyarán a estas naves" aseveró. Además, Íschenko no excluye la posibilidad de que la base naval que ahora están levantando los militares estadounidenses en la localidad ucraniana de Ochákovo sirva para el despliegue operativo de barcos cerca de la península de Crimea. Aunque no se desglosan datos sobre los buques que Sofía y Bucarest quieren adquirir, el autor sugiere que se trata de las corbetas francesas de clase Gowind. Durante su último viaje a Bulgaria, el presidente galo, Emmanuel Macron, ‘alabó’ precisamente estas naves. Francia utiliza tecnología furtiva en la producción de corbetas de la clase Gowind. El desplazamiento de estos buques - de más de 106 metros de eslora y más de 12 metros de manga - alcanza las 2.200 toneladas. Además, cada Gowind lleva a bordo artillería muy potente, así como armas antisubmarinas y sistemas de defensa antiaérea. Estas naves también pueden alojar un helicóptero. Su característica clave radica en el hecho de que las Gowind disponen de misiles antibuques Exocet, cuyo alcance ronda los 180 kilómetros. Famosos porque se hicieron conocidos durante el conflicto de las Malvinas en 1982 entre Argentina y el Reino Unido - pese a lo cual no pudieron cambiar el curso de la guerra, ya que al final los argentinos fueron derrotados - han evolucionado desde entonces, pero no son rivales para la poderosa Flota del Mar Negro, que ha sido profundamente modernizada por completo desde el 2014 con la reunificación de Crimea con Rusia y esta dotada de una gran cantidad de armamento, aviones , buques si como de misiles con tecnología de punta y para el 2020, se prevé que la flota reciba adicionalmente unos 50 barcos y buques de apoyo de gran tonelaje” puntualizó. Como podéis imaginaros, a pesar de todos los esfuerzos de los EE.UU. de querer armar a sus ‘aliados’ para tratar de ‘intimidar’ a Rusia no van a poder lograr su objetivo, ya que la ‘fuerza’ que representan las insignificantes flotillas de esos países no son una amenaza para los intereses rusos en la zona. Si lo intentan menuda sorpresa que se van a llevar. A que no asustan a nadie. Entiéndanlo de una vez por todas y tal como se les recordó en un reciente discurso el presidente ruso Vladimir Putin: Crimea es Rusia... y siempre lo será :)

iPHONE X: ¡Tienes que verlo!

Tras la presentación de los nuevos iPhone 8 y iPhone 8 Plus, Apple ha cumplido con las expectativas y ha anunciado el nuevo iPhone X, un modelo que cambia completamente el diseño de la familia 10 años después del primer iPhone. Se trata del modelo de smartphone de Apple más arriesgado y completo desde que hace ya diez años se presentará el primer iPhone. En su ficha técnica nos encontramos con numerosas novedades, giros y cambios respecto a las bases que Apple había mantenido para el iPhone en estos diez años. Las mayores novedades las encontramos en la pantalla y el diseño, a partir de cuya revolución también cambia la manera en que Apple pretende que interaccionemos con el dispositivo. Llevamos un par de años en que el diseño de un smartphone tiene que ver casi todo con la pantalla. El iPhone se había resistido a esa corriente renovadora y revolucionaria hasta este nuevo iPhone X, uniéndose así a Samsung o LG en la línea de diseño de smartphones donde todo el frontal es pantalla. Apple da varios saltos en apartados como el panel, la eliminación de marcos o la resolución, todos ellos tomando impulso una sola vez. El diseño del iPhone X se mueve alrededor de una pantalla de 5,8 pulgadas que curiosamente da lugar a un iPhone de menos altura (143,6 mm) y más manejable que el iPhone 8 Plus con menos diagonal. A destacar el ancho de 70 mm, y el grosor, inferior a los 8 mm. Su peso es de 174 gramos. Esto que parecía impensable en un iPhone se produce por la eliminación completa de los marcos. Todo el frontal del iPhone X es su pantalla, y el cambio respecto a modelos de iPhone anteriores es enorme si nos fijamos en los marcos superior e inferior. A tener en cuenta el diseño en forma de solapa de la pantalla en la parte superior, peculiaridad que tendrá sus pros y contras en relación con las aplicaciones y el sistema operativo. El acabado del iPhone X es en cristal, tanto para el frontal como en la trasera, y lleva protección contra agua y polvo. Para lograr esta ocupación total del frontal por parte de la pantalla, Apple se ha pasado a la tecnología OLED. Este cambio es bastante relevante en tanto que la tecnología IPS y concretamente el panel del iPhone, más allá de la resolución, ha sido durante estos años la referencia en términos de fidelidad y calidad. La nueva pantalla ha sido bautizada como Super Retina HD Display, y cuenta con una resolución de 2436x1125 píxeles para una densidad de píxeles de 458 ppp. Tiene 3D Touch, es HDR y compatible con Dolby Vision y HDR10, además de True Tone. Su brillo es el mismo que en iPhone anteriores, con 625 nits, tiene perfil P3 y en este caso, al ser OLED, contraste de 1.000.000:1. Como les ha pasado a Samsung o viene haciendo LG desde hace muchas generaciones, ocupar todo el frontal del smartphone con la pantalla lleva asociados sacrificios y cambios muy importantes. En el iPhone X desaparece el botón de inicio como tal y el control del terminal se basa en gestos para el control de pantallas, opciones y diferentes acciones en la interfaz de iOS 11. Respecto a la identificación de huella tan cómoda gracias a Touch ID, desaparece. No hay traspaso a la parte trasera como han hecho todos sus rivales (o al lateral como tiene Sony). El iPhone X pasa del Touch ID y arriesga con la identificación de rostros. El sensor facial o Face ID se sirve de sensores de infrarrojos para detectar nuestra cara desde diferentes ángulos e incluso con rasgos parcialmente ocultos. Según Apple, el reconocimiento es en 3D, lo que evitaría que una simple fotografía o máscara se usara para desbloquear el terminal. Para conseguirlo se valen de Neural Engine, tecnología integrada en el nuevo chip A11, y será capaz incluso de identificar rostros con gafas. El reto es importante. Por cierto, la identificación Face ID funcionará también integrada por terceros. iPhone nuevo, procesador de Apple de estreno. La máxima de la compañía se cumple a rajatabla en el nuevo iPhone X, smartphone que disfrutará del procesador A11 Bionic, un modelo desarrollado completamente por Apple y que cuenta con seis nícleos. Sin datos por ahora específicos, este procesador iría acompañado de 3 GB de memoria RAM y una GPU que por primera vez también ha sido creada por Apple completamente. Respecto a la batería, este nuevo iPhone X también ha sido el acicate para dar un paso adelante en un apartado donde en ciertos aspectos Apple se había quedado muy atrás. Si en autonomía real el iPhone ha podido mantener la competitividad gracias a la eficiencia, no ha pasado lo mismo en posibilidades de carga. Con el iPhone X esperamos ver mejora en la autonomía gracias al uso de la tecnología OLED en la pantalla, así como por la mayor capacidad de la batería. Apple ha realizado algo parecido a lo que vimos en su Macbook y ha aprovechado casa hueco disponible en el interior del iPhone X para colocar celdas de la batería.Más importante será ver la llegada de la carga inalámbrica al iPhone X, así como una esperada carga rápida que dejaba en ridículo al iPhone frente a sus rivales. Aunque en este iPhone 10 la atención se la lleva la pantalla y el cambio de diseño, no podemos nunca olvidarnos de lo que ha sido durante años un motivo de compra respecto al teléfono de Apple: la cámara, que vuelve a ser de tipo doble y potenciando o destacando el modo retrato. Son dos sensores de 12 megapíxeles, de más tamaño para mejorar los resultados en condiciones de poca luz, y que será capaz de grabar vídeo 4K a 60 fps. También contará con un modo de cámara lenta a 240 fps con calidad 1080p. La apertura de las cámaras es de f/1.8 y f/2.4, con diferentes distancias focales para conseguir el zoom 2X. La estabilización óptica alcanza a las dos cámaras, así como el uso de un flash de 4 LEDs. Y próximamente tendrá un modo retrato mejorado. Otro cambio importante en la cámara del iPhone X la encontramos en la cámara secundaria, que sube su resolución a 7 MP (f2.2) y añade modo de retrato. Apple, mucho después que los rivales, se ha dado cuenta de la importancia de esta cámara para selfies. El iPhone X empezará a venderse a partir del próximo 3 de noviembre, pero puede reservarse desde el día 27 de octubre. Podremos comprar las dos modalidades de colores (Silver y Space Gray) con precios de 1159 euros para el modelo con memoria interna de 64 GB y de 1329 euros para el de 256 GB :)

AUDI A8 2018: Un coche fuera de serie

Como sabéis, los mercados occidentales ya no son los que sustentan la demanda de las grandes berlinas premium. En la última década el grueso de las ventas se ha desplazado a Oriente, particularmente a China. Es por ese motivo que cuando Audi se puso manos a la obra para reemplazar su A8 por esta nueva versión, atendió más a los requerimientos de los mercados de Asia-Pacífico (donde Japón y Corea del Sur son también buenos mercados para estos coches). Y eso ha influido en sus interiores, más amplios en su parte posterior que en las generaciones precedentes del modelo y con una mayor presencia de comandos digitales. El resultado es un diseño minimalista puesto que el conductor tiene concentrados en las pantallas táctiles todos los mandos. Su autor, el alemán Matthias Van Tuil, ha logrado una sensación de amplitud, forzando unas líneas muy horizontales, y al mismo tiempo de luminosidad. Y ha intentado un encaje estético de las pantallas, algo que no siempre es fácil. Quien lo dude que se lo pregunte a los responsables del diseño del Tesla S, poco logrado. El nuevo A8 impone un manejo distinto al de los coches hasta ahora conocidos. Se han eliminado los botones y pulsadores tradicionales para que las múltiples funciones disponibles se puedan activar desde una pantalla táctil de 25,7 cm que, cuando está apagada, parece casi invisible ya que esta integrada en un entorno negro muy brillante que denominan black-panel. El interfaz de usuario aparece al abrir el coche y sus ocupantes pueden operar el sistema con un dedo sobre la gran pantalla. También puede usar una segunda pantalla táctil en el centro de la consola para acceder al climatizador, las funciones de confort o para introducir texto de navegación o si se ha activado Internet a través del wifi del coche. Mientras lo hace, puede descansar la muñeca en la ancha palanca del cambio automático Tiptronic, diseñado así para que pueda cumplir con esta función. Cuando el conductor activa una función a través de ambas pantallas oye un click y siente una vibración a modo de confirmación de que su orden ha sido atendida, evitando así la incertidumbre que se producía en las pantallas táctiles utilizadas hasta ahora. Los pocos botones que han sobrevivido al diseño minimalista de Van Tuil responden de la misma manera cuando son pulsados. El nuevo Audi A8 llegará al mercado a comienzos de noviembre con un precio de entrada de 97.500 euros. Inicialmente se ofrecerán las variantes con motores menos potentes, pero a lo largo de 2018 la gama se completará con una versión híbrida enchufable, con capacidad para circular 50 kilómetros en eléctrico, cuya potencia combinada será de 449 caballos, y el W12, de 585 caballos. De esta manera, el nuevo Audi A8 llega dispuesto a revolucionar el segmento con niveles de potencia, lujo y tecnología que suben el listón todavía un poco más para sus competidores :)
Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.