TV EN VIVO

miércoles, 24 de agosto de 2016

ARABIA SAUDITA: Crueldad sin límites

Mientras el mundo se estremece por las atrocidades que suceden en Ucrania, Libia, Afganistán, Siria e Irak, producto de las ambiciones expansionistas de los EE.UU., otra guerra desangra a Yemen, la nación mas empobrecida del Medio Oriente, al cual la prensa occidental - tan solicita para atacar a Rusia a la menor oportunidad por orden de su amo - ha cubierto con un vergonzoso ‘manto de silencio’. Esta agresión criminal propiciada por Arabia Saudita en confabulación con Israel y los EE.UU. ha originado una serie de incesantes bombardeos contra la indefensa población civil ocasionando miles de muertos y tiene como objetivo inmediato frenar la creciente influencia de Irán en la región. Ese ascendiente iraní ha sido ganado por el apoyo efectivo que Irán otorga a la lucha contra los movimientos terroristas como ISIS (una creación de la Criminal de Guerra Hillary Clnton) que asolan Siria e Irak, y que también se han enquistado en Yemen. La concreción de esta política iraní, a diferencia de las otras potencias de la zona como Arabia Saudita, Israel y Turquía, no se basa en la agresión a sus vecinos o la imposición de políticas hegemónicas. Esto, a pesar de la enorme campaña mediática internacional que pretende mostrar a Irán como un país belicista, cuando el verdadero peligro radica en la entidad sionista que se niega no solo a firmar el TNP, sino que además impide la visita de inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) a sus centrales nucleares y desarrolla una política de brutal ocupación de los territorios palestinos y de continua agresión y amenazas en Oriente Medio. Como sabéis, Arabia Saudita considera a Irán su principal rival en la región, desde el momento mismo que se conformó la República Islámica de Irán el año 1979 tras el derrocamiento de la monarquía de los Pahlevi, que era uno de los más fieles aliados de Washington en la zona. Este antagonismo surgido entre Riad y Teherán cuenta con el apoyo de sus dos socios principales: Estados Unidos e Israel, con quienes Arabia Saudita ha establecido una estrecha alianza política y militar destinado a detener a como de lugar la creciente influencia de Irán o de cualquier otra potencia, que no vaya de acuerdo a los objetivos hegemónicos de la triada Washington-Tel Aviv-Riad. Esta infame coalición ha desatado los demonios de la guerra y el surgimiento de movimientos terroristas, gracias a un flujo generoso de petrodólares que busca crear una base que actuará allí donde Tel Aviv y Riad señalen como necesario, para concretar sus demenciales objetivos políticos. Alianza que se manifiesta, en su real dimensión, con el abandono a la causa palestina (victima de un genocidio a manos de los sionistas); la creación de grupos terroristas que suelen ser la punta de lanza de la política exterior saudita contra Irak y Siria y la decisión de derrocar al Gobierno de Bashar al-Asad financiando a ISIS, Al Nusra, Al-Qaeda y sus distintas facciones en el Magreb, Yemen, Afganistán y otros zonas del mundo, incluyendo a Pakistán y ex repúblicas centroasiáticas de la desaparecida Unión Soviética. Un despacho estadounidense del año 2010 (el denominado documento nº 242073) enviado por la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton, bajo el primer mandato del musulmán encubierto Barack Hussein Obama; a sus embajadas de Riad, Abu Dhabi, Doha, Kuwait e Islamabad confirmaba la implicación de Arabia Saudita en la formación y financiamiento de grupos terroristas: “los donantes de Arabia Saudita constituyen la fuente más significativa de financiación de los grupos terroristas sunníes en todo el mundo… este país continúa siendo una base de apoyo crítico para Al-Qaeda, los talibanes, Lashkar e Tayba y otros grupos terroristas, que probablemente recaudan millones de dólares anualmente de fuentes saudíes, a menudo durante el hach y ramadán”. Estados Unidos se ha valido de ello para fomentar su apoyo al terrorismo, en especial a ISIS (liderado por un conocido agente del Mossad israelí) quien ‘trabaja’ en estrecha coordinación con la CIA para desatar el terror y ‘justificar’ el intervencionismo estadounidense en una zona tan estratégica y abundante en recursos como el gas y el petróleo, que a toda costa ‘deben’ permanecer bajo su control. Por su parte, Arabia Saudita no cesará en su empeño de mantener ‘sometidos’ a aquellos países que considera su patio trasero, como Bahrein y Yemen. Precisamente contra este último país, Riad ha desatado su ira por el ‘atrevimiento ‘ de haber expulsado del poder al golpista y aliado mas estrecho Abd Rabbu Mansur Hadi, posibilitando el retorno del legitimo presidente Ali Abdolá Saleh derrocado en el 2012. La importancia de Yemen radica en que este pequeño país se sitúa en una zona geográfica y de navegación estratégica donde se transporta el 40% de todo el petróleo que consume Europa. Es también una zona de influencia de la V Flota estadounidense del Golfo Pérsico con base en Bahrein y los sectores bajo su vigilancia y acción: el Cuerno de África, Golfo Pérsico, Asia Central, Oriente Medio y la zona sur africana. Con una población fundamentalmente creyente en el Islam, se divide en un 52 % de confesión sunnita y un 46% chiíta, el detonante de esta crisis fue el derrocamiento en el 2012 del presidente Saleh y su sustitución por el golpista Hadi, quien desde el primer momento se mostró bajo la influencia saudita y sus intereses regionales. A ello debemos agregar su total sometimiento a las políticas occidentales en el marco de la “guerra contra el terrorismo”, las crónicas rivalidades entre el norte y el sur que nunca pudieron adaptarse a la reunificación del país y la corrupción campante de su régimen llegaron a tal punto, que origino un levantamiento generalizado de la población que lo expulso del poder, huyendo a Arabia Saudita, posibilitando a su vez el retorno del derrocado presidente Saleh con el apoyo de los huzies, chiitas proiraníes que tienen su feudo en el norte del país y controlan amplias zonas, incluida la capital, lo que origino gran alarma en Riad, por lo que este decidió acudir en ‘ayuda’ de Hadi, originando la guerra. En opinión del analista iraní Rasul Gurdarzi del Teherán Times: “Yemen tiene una gran importancia para Arabia Saudita, como para Estados Unidos, debido a su situación geográfica como por el hecho de los actores involucrados. Considerado el ‘patio trasero’ de la Casa Al Saud, quien no quiere perder influencia en Yemen debido a su situación estratégica al estar rodeado por el Mar Arábigo, el golfo de Adén y el mar Rojo. Es por ese motivo, que la llegada al poder en Yemen de los huzies proiraníes, es considerada una amenaza para su influencia, debido a sus diferencias ideológicas y religiosas”.aseveró. Arabia Saudita ve en ello la ampliación de la influencia iraní en la zona, algo que no puede tolerar y es por ese motivo con la excusa esgrimida de acudir a la llamada de ‘auxilio’ del golpista Hadi, comenzó a bombardear Yemen, sumando en este ataque a los EE.UU., la Liga Árabe, Francia, el Reino Unido e incluso al régimen sionista. La idea de esos ataques indiscriminados era generar el terror en la población yemení, presentando como culpables de sus desgracias a los huzies y a Irán, pero no a los verdaderos agresores, que son ellos mismos. El objetivo era dar una clara señal al mundo de que su presa no se iba a escapar de las manos. Y como era necesario cortar de raíz toda ‘amenaza’ para sus intereses, Riad utilizó su poderío bélico para atacar a Yemen, logrando a su vez el veto de sus aliados en el seno del Consejo de Seguridad: EE.UU., Francia y el Reino Unido, bloqueando así cualquier tipo de investigación y condena de esta agresión criminal a un país soberano. El plan estaba preparado minuciosamente para funcionar a la perfección pero no contó con un gran inconveniente, como fue la dura y clara respuesta de las fuerzas yemeníes que han puesto un freno a los afanes agresivos de Arabia Saudita, causándoles grandes bajas, logrando incursionar repetidamente en su propio territorio, convirtiéndose así en la peor pesadilla para la Casa Al Saud, demostrando con ello, la vulnerabilidad del ejercito saudita que se muestra impotente para someter a su pequeño vecino y que no la tendría nada fácil si decide enfrentarse militarmente a Irán. Como era de esperar, la entidad sionista - que no pierde oportunidad de criticar a Irán o buscar alternativas de atacarlo - dio todo su apoyo a la Coalición liderada por Arabia Saudita en su agresión contra Yemen, participando en el bombardeo del país con el claro objetivo de controlar el estrecho de Bab el-Mandeb, al suroeste de Yemen, lo cual cambiaría la balanza de la navegación marítima y el suministro mundial del petróleo. Por su parte, el Gobierno iraní ha exigido el cese inmediato de los ataques contra Yemen bajo la consideración que viola flagrantemente la soberanía del país “Sólo un amplio consenso político en las negociaciones puede proporcionar una solución sostenible, restaurar la paz y preservar la integridad y unidad territorial en Yemen" agregó. La intervención de Arabia Saudita se inscribe en la defensa de sus intereses regionales, la propagación del Wahabismo y la intensificación de la represión contra todo movimiento que se proponga generar aires de libertad. Así sucedió en Bahrein, donde la Casa al Saud intervino con puño de hierro sin que Occidente levantara su voz de condena. La monarquía saudita intervino política y militarmente en Bahréin, temeroso que la influencia de la lucha en este pequeño país, se expandiera a otras latitudes, como ha comenzado a suceder. Las operaciones de bombardeo impulsadas por Arabia Saudita en Yemen sin autorización alguna de organismos internacionales, son violatorias del derecho internacional. Esos bombardeos demuestran que no solo pretende restaurar a un gobierno ilegítimo como el del golpista Mansur Hadi, sino impedir el fortalecimiento de su rival iraní en la región, con mayor razón ahora que tras el fracasado golpe de Estado perpetrado por los EE.UU. contra Recep Tayyip Erdogan, Turquía haya decidido fortalecer sus relaciones no solo con Rusia, sino también con Irán y combatir juntos al terrorismo. Este cambio de posición de Ankara fortalece la posición de Moscú y Teherán de combatir con energía a ISIS en Siria e Irak respectivamente hasta su derrota definitiva, lo cual es un golpe a la estrategia montada por Washington en la región y en el caso de Yemen, permitirá a Irán intensificar su apoyo a los huzies en su lucha contra Arabia Saudita, cuya campaña militar terminará en un rotundo fracaso, ya que por más empeño que pongan en intensificar sus bombardeos masacrando impunemente a su población, saben que se trata de una guerra que no podrán ganar. Pero a que costo. Es imprescindible por ello que la comunidad internacional reaccione de inmediato y detenga esta carnicería sancionando a los responsables: Israel, Arabia Saudita y los EE.UU.  en lugar de prestarse a la campaña de propaganda orquestada por Washington que presenta a los hijos de los terroristas en Siria como 'victimas' ¿Cuántos miles de inocentes mas deben morir en Yemen bajo las bombas para que recién se haga algo o es que sus vidas no valen nada? :(

NIKON D3400: Un nuevo modelo con conectividad inalámbrica

Aquí está la nueva Nikon D3400, un tipo de cámara que el que esté metido en el mundillo reconocerá como sustituta de una superventas, en un segmento de mercado donde las principales marcas intentan capturar a aquellos con inquietudes fotográficas que quieren tener en sus manos una herramienta potente, a un precio comedido. Se trata de una cámara que sin probarla, ya podemos decir que permitirá a expertos generar contenidos profesionales, pero que también pondrá las cosas fáciles a todos aquellos que dan sus primeros pasos, o no tienen ninguna gana de gastar más, ya que con esto hay más que de sobra. Entrando en materia comentar que estamos ante un nuevo modelo en el catálogo DX de Nikon. . Esta réflex de inicio con conectividad inalámbrica trae bajo el brazo cosas bastante interesantes, manteniendo una de las señas de identidad de las D3000, su reducido tamaño, que todavía se mueve en un equilibrio cómodo para ser transportada y la posibilidad de colocarle ópticas decentes. El cuerpo de la cámara pesa únicamente 395 gramos. El sensor es de tipo APS-C con 24,2 megapíxeles. Siguiendo con especificaciones habituales en cámaras DSLR, conocer que el procesador de imagen es un EXPEED 4, capaz de gestionar una ráfaga de 5 imágenes por segundo y jugar con sensibilidades que se mueven entre los 100 y 25.600 ISO. Donde sí hay una mejora importante con respecto a D3300 es en la autonomía, pudiendo prácticamente duplicar los disparos: 1.200 en una carga. La pantalla es de 3 pulgadas con 960.000 puntos de resolución y el visor da una cobertura del 95%. Estas cámaras ya no se venden pensando únicamente en la foto, se puede hacer vídeo de bastante calidad con ellas, y aunque no salta al 4K como la gama alta de Nikon, aquí podemos grabar en formato Full HD a 60 imágenes por segundo. La principal novedad de esta cámara llega con la conectividad Bluetooth: en Nikon han decidido colocar en la pequeña el sistema SnapBridge estrenado en cámaras profesionales. Básicamente estamos ante un sistema de conectividad de bajo consumo que permite transferir los contenidos hacia dispositivos móviles. Como sabéis, Snapbridge fue introducido en la D500 con muy buenas críticas, y funciona con una colección de teléfonos Android, pero hace falta crecer en compatibilidad, especialmente con el soporte iOS. Igualmente nos agrada que Nikon vaya mejorando las cámaras pequeñas con cositas de las grandes. Otra novedad en Nikon es el “Guide Mode”, que como su nombre indica, es un tutorial/asistente en la cámara que nos ayuda a configurar las principales opciones según los escenarios en los que nos estemos moviendo. En cuanto a su coste y disponibilidad, la nueva Nikon D3400 se venderá en septiembre en Estados Unidos por 650 dólares, equipada con un nuevo objetivo 18-55 milímetros (f3.5-5.6). Nos cuentan que convivirá en el tiempo con la D3300, no la sustituirá de buenas a primeras :)

AIRLANDER 10: Un ‘dirigible’ que hace historia

Se trata de la aeronave más grande del mundo que tiene 92 metros de largo (19 metros más que el Airbus 380, el avión más largo) con un peso de 20 toneladas, el cual vuela a una altitud máxima de 6.100 metros y alcanza una velocidad de 148 kilómetros por hora con sus cuatro motores. Puede que la velocidad no sea impresionante, pero en realidad el Airlander 10 está pensado para revolucionar el transporte en términos de eficiencia ecológica, no para batir récords de rapidez. Aunque parece un dirigible, en realidad combina características de estos con las de aeronaves más pesadas que el aire; de ahí que el fabricante, Hybrid Air Vehicles, lo defina como una aeronave híbrida. Su historia es muy particular: Nació como un proyecto exclusivo para el ejército estadounidense, pero tras el recorte general de presupuesto en el 2013, su fabricante Hybrid Air Vehicles logró recuperar al prototipo, que fue reensamblado, reacondicionado, y puesto en escena una vez más. Su primer vuelo de pruebas de unas dos horas de duración - en el que alcanzó una altura máxima de unos 1.000 metros, en el aeropuerto de Cardington (Reino Unido) - se llevó a cabo hace unos días atrás, y si todo sale bien para el fabricante, podría haber cien unidades listas en los próximos cinco años. Hagamos un pequeño viaje en el tiempo hacia junio del año 2010. En esa época, el ejército estadounidense (específicamente, su división SMDC) y Northrop Grumman firmaron un acuerdo para llevar adelante el proyecto LEMV, siglas pertenecientes a «Long Endurance Multi-intelligence Vehicle». En esencia, el ejército quería un dirigible capaz de operar a una altitud de seis kilómetros (y mantenerse allí por varios días), con un radio de acción de tres mil kilómetros, reutilizable, compatible con operaciones geoestacionarias, e independiente de cualquier pista de aterrizaje tradicional. Frente a esos requerimientos, el proyecto se volcó en favor de la plataforma HAV304 creada por Hybrid Air Vehicles (uno de los fabricantes por contrato de Northrop Grumman), y su primer vuelo como prototipo del proyecto LEMV fue en agosto de 2012. Sin embargo en 2013 el gobierno estadounidense decidió reducir gastos y el LEMV cayó dentro del corte. En ese punto ya se había invertido casi 300 millones de dólares, y como la razón principal de la interrupción era económica, Hybrid Air Vehicles ofreció comprar el prototipo para recuperarlo. El Pentágono autorizó la venta por unos 300 mil dólares, y tres años después, el HAV304 regresó a los cielos bajo el nombre Airlander 10. La compañía lo describe como «un vehículo híbrido», ya que combina tecnología proveniente de dirigibles, aviones, y helicópteros. Con una longitud de 92 metros, el Airlander 10 es la aeronave más grande del mundo en actividad, superando incluso al impresionante Antonov An-225. Sus especificaciones técnicas describen a cuatro motores diesel V8 turbocargados, que habilitan una velocidad crucero de 148 kilómetros por ahora. Su altitud máxima es de 4.880 metros, y puede transportar hasta diez toneladas de carga. El Airlander 10 necesita casi 37 mil metros cúbicos de helio para permanecer en el aire, lo que puede hacer durante cinco días, siempre y cuando esté tripulado. De los 300 millones originales, Hybrid Air Vehicles recibió 100 millones para construir al Airlander 10, lo recuperó con el 0.3 por ciento del costo original, y ahora piensa que podría haber cien aeronaves iguales dentro de los próximos cinco años, a un precio de 29 millones de euros por cabeza. ¿Quién pagaría eso? Aunque parezca increíble, otras fuerzas militares. El objetivo original del Airlander 10 era realizar servicios de inteligencia, vigilancia, y rastreo de movimientos en tierra, pero al ser tan grande, también sirve con un método muy efectivo de disuasión, un «Gran Hermano militar entre las nubes», si se puede llamarlo así. Quien desee derribar uno necesitaría un sistema tierra-aire bastante avanzado o desplegar cazas, porque a 4.000 metros de altura los rifles no son una opción, y su casco de tres capas, que incluye una hecha de Vectran, es muy resistente. Asimismo, Hybrid Air Vehicles está trabajando también en el Airlander 50, el hermano mayor del 10, con una capacidad de carga de 50 toneladas, el cual recién verá la luz en el 2020 :)

miércoles, 17 de agosto de 2016

UCRANIA: La nueva amenaza terrorista

Como si no fuera suficiente la grave situación que se vive en el Medio Oriente por obra y gracia de los EE. UU. y sus secuaces de la OTAN, quienes abastecen a ISIS de armas en grandes cantidades para tratar de contener el imparable avance de las tropas sirias en la reconquista de su territorio, los cuales con el inestimable apoyo de los bombardeos rusos están pulverizando literalmente su ilusorio califato, un nuevo foco de conflicto revive en Ucrania - gobernada por una camarilla fascista que llego al poder mediante un incruento golpe de Estado propiciado por Washington - los cuales por orden de la Casa Blanca han vuelto a poner en la mira a Crimea, para tratar de distraer a Rusia de su victoriosa campaña militar en Siria. Como sabéis, se trata de un ancestral territorio ruso que volvió a la Madre Patria en el 2014 luego de haber estado separada injustamente desde 1954 cuando el dictador comunista soviético Nikita Krushev (ucraniano de nacimiento) la ‘regalo’ en forma prepotente e inconsulta a Ucrania, al cual jamás había pertenecido, pero que gracias a una hábil estrategia política del Presidente ruso Vladimir Putin, propicio su regreso en medio del golpe fascista ocurrido en Kiev contra el presidente constitucional Víktor Yanukovich , el cual fue reemplazado por el traidor colaboracionista Petró Poroshenko quien puso al país bajo el control de los EE.UU. con el objetivo de que sirva de paso para las tropas de la OTAN en su camino a Siberia para intentar apoderarse de sus inmensas reservas de gas y petróleo. Pero no contó con la rápida reacción de Moscú, que organizo el levantamiento generalizado del este de país - de mayoría prorrusa - y propicio la reunificación de Crimea a Rusia, desbaratando los planes de Washington de hacerse con el control de la estratégica península para apoderarse del Mar Negro. El fracaso de la intentona fascista ha originado por el contrario la virtual división del país y una profunda inestabilidad de Ucrania que pone en riesgo su futuro. Es por ello que no debe sorprendernos el paso dado por la camarilla golpista para tratar de agudizar las tensiones en la región imaginando que puede sacar algún rédito político por ello, pero el juego es peligroso ya que no tienen ninguna opción de ganarla. Como sabéis, la semana pasada el presidente ruso, Vladímir Putin, acusó al Gobierno colaboracionista ucraniano de preparar atentados terroristas en Crimea y ha advertido de que este juego peligroso no quedará sin consecuencias para Kiev. "Nuestros servicios de seguridad frustraron la infiltración en Crimea de un grupo de saboteadores de los servicios de inteligencia del Ministerio de Defensa ucraniano. Sin duda, no vamos a dejar pasar estas cosas", declaró el líder ruso. El Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) había denunciado que grupos de la inteligencia militar ucraniana intentaron infiltrarse en Crimea en dos operaciones de sabotaje -una en la madrugada del 7 de agosto y otra el día 8 - con el objetivo de atentar contra infraestructuras vitales de la península. Un agente del FSB y un militar ruso murieron en enfrentamientos con los ucranianos, que apoyaron con fuego de blindados el segundo intento de entrar en territorio ruso. La misión de los comandos terroristas, entrenados por la Dirección Central de Espionaje del Ministerio de Defensa de Ucrania, era sembrar el pánico en la población de Crimen y desestabilizar la situación en la región de cara a las elecciones parlamentarias y regionales a realizarse el próximo mes de septiembre, según los servicios de seguridad rusos. El gobernador de Crimea, Serguei Aksionov, agregó que el Departamento de Estado de EEUU está tras los intentos de sabotaje en la península: "Los colaboracionistas ucranianos no tienen la valentía de llevar a cabo estos actos sin una orden de su amo" aseveró. El señor Putin ha definido los hechos como una acción estúpida y criminal y ha explicado que este intento de ataques en Crimea por parte de Kiev trata de desviar la atención del pueblo ucraniano de los graves problemas económicos que atraviesa ese país y ha asegurado que hará todo lo necesario para garantizar la seguridad en su territorio y adoptarán medidas adicionales serias para conseguirlo. Asimismo, ha señalado que “Europa y Estados Unidos deben dar pasos concretos para influir en las autoridades de Kiev y la prevengan de pasos peligrosos que pueden tener las más graves consecuencias. Jugar con fuego no acaba bien” advirtio el presidente ruso, quien agregó que dadas estas condiciones, la propuesta ucraniana de reunirse con el denominado Cuarteto de Normandía durante la cumbre del G-20 que se celebrará este septiembre en Hangzhou (China) no tiene ningún sentido. Según publica The Wall Street Journal, este ataque terrorista fue preparado por el propio Poroshenko, quien asegura estar dispuesto a mostrarle a la OTAN cómo debe llevar a cabo un conflicto bélico contra Rusia: “Ningún estado miembro de la OTAN tiene experiencia en combatir al Ejército ruso moderno. Ucrania sí la tiene", declaró el colaboracionista ucraniano. En el 2014, Kiev lanzó una operación militar en las provincias orientales del país para tratar de ahogar los focos de indignación surgidos tras el sangriento golpe de Estado ocurrido en la capital en febrero de ese mismo año. Lo que no dijo es que todas sus acciones terminaron en el más estrepitoso fracaso y con un país profundamente dividido que se encuentra al borde de la desaparición. A pesar de ello, su odio visceral a Rusia lo lleva ahora a organizar atentados terroristas convirtiendo a lo que queda del país en un legítimo objetivo militar por parte de Moscú, lo cual seria visto como un acto de defensa frente al terror que la camarilla golpista de Kiev pretende instaurar en la región. El castigo sería implacable y ni los EE.UU. y sus secuaces de la OTAN podrían así quisieran, salvar a estos traidores del castigo merecido. Según afirman diversos analistas, Petró Poroshenko, teme perder el apoyo de Washington de cara a lo que se viene. Y es que el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, ha reconocido que la mayoría de la población de Crimea quiere pertenecer a Rusia y que ‘hay que gestionar eso en ese sentido’ lo que no ha caído nada bien en Kiev. Al mismo tiempo, se está modificando la postura de la UE. Muestra de ello es la reciente visita a Rusia del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, así como los llamamientos de algunos países comunitarios a levantar las sanciones a Rusia. Frente a esta situación, Ucrania no ve otro remedio que recurrir al terrorismo para tratar de ‘victimizarse’ ante la respuesta rusa y presentarla ‘como una potencia agresora en la que no se puede confiar’ cuando la realidad es muy distinta a lo que quiere hacernos creer. Al respecto, Alexander Mercouris escribió en Global Research un interesante artículo que traducido, resumido y entrecomillado lo público a continuación ¿vale?: “No cabe duda que Petró Poroshenko se está preparando para invadir el Donbass y Crimea esperando contar con el apoyo militar de los EE.UU. y la OTAN en el caso de estallar la guerra con Rusia. Para ello ha colocado a sus tropas en estado de alerta a lo largo de la frontera con Crimea, esperando atacar a la menor oportunidad. Estos últimos movimientos ¿podrían dar como resultado una guerra entre Rusia y Ucrania por Crimea, o entre Ucrania y las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en el Donbass? Ante todo, hay que ser claros. En primer lugar, la idea de que existe una tregua en el Donbass es un mito. Los combates propiciados por los ucranianos - que incluyen bombardeos indiscriminados tanto a las posiciones de la milicia como a la población civil indefensa - ocurren continuamente, pero sus propias bajas son numerosas, gracias a la fiera resistencia mostrada por los separatistas, quienes han demostrado un gran profesionalismo a la hora de combatir al agresor. A principios de julio, Ucrania reconoció haber perdido a 80 de sus mercenarios durante los combates en el transcurso de una semana, mientras que ahora pierde la misma cantidad en un solo día. En segundo lugar, la situación política en Ucrania es tan inestable y el ambiente anti-ruso propiciado por la camarilla golpista de Kiev es tan fuerte, que sería absurdo creer que los colaboracionistas liderados por Poroshenko muestren algún tipo de moderación, ya que tienen mucho que perder, incluyendo la vida. La guerra es por lo tanto, una posibilidad muy real, aunque tendría desastrosas consecuencias para Ucrania porque no tienen ninguna posibilidad de ganar. Sin embargo ¿los rusos están dispuestos a iniciarla sabiendo de antemano que la ganarían con facilidad? Todo parece indicar que no, diga lo que diga la prensa occidental en su histeria antirrusa de culpar a Moscú prácticamente de todo. De la reunión del Presidente Vladimir Putin con su Consejo de Seguridad en el Kremlin, se desprende que los rusos buscan únicamente mejorar la seguridad de Crimea, con el envió de misiles antiaéreos para su protección y no tienen planes para iniciar una guerra a gran escala contra Ucrania, a menos claro, que los provoquen. Y eso es precisamente lo que busca la camarilla fascista de Kiev y muestran todos los indicios de querer hacerlo, pero es improbable que se atrevan a dar ese paso. Y es que detrás de las declaraciones de ‘apoyo’ tanto de Washington como de sus lacayos de la OTAN, en privado se les ha instado para que no lo hagan por dos motivos: en primer lugar, porque saben que el incidente sucedido en Crimea y denunciado por Rusia es cierto; y en segundo lugar - y eso es lo más importante - porque están convencidos de que al estallar una guerra entre Ucrania y Rusia, Kiev lo perdería todo. A muchos se les viene a la memoria lo sucedido en Georgia en el 2008 cuando el dictador Míjeil Saakashvili, confiado en recibir apoyo militar de los EE.UU. - que por cierto, nunca lo tuvo - provocó a los rusos y sufrió una contundente derrota, perdiendo vastas extensiones de su territorio, como Abjasia y Osetia del Sur que se proclamaron independientes, quedando desde entonces bajo el amparo y protección de Rusia. Por lo visto, Barack Hussein Obama no desea que esa situación se repita en Ucrania, mas aún en medio de una agresiva campaña electoral en los EE.UU., sobre todo porque beneficiaria políticamente al republicano Donald Trump, quien por cierto no oculta su admiración por Vladimir Putin, para rabia e impotencia del stablischment que hace todo lo posible para favorecer las aspiraciones de la Criminal de Guerra y fundadora de ISIS, Hillary Clinton, rodeada de los individuos mas psicópatas que uno se puede imaginar, para quienes una confrontación con Rusia bajo cualquier pretexto, sería su mayor anhelo. Asimismo, uno no puede creer que Angela Merkel - frente a las duras críticas surgidas en Alemania por su infame política de puertas abiertas hacia los ‘refugiados’ y su resentimiento hacia Rusia, que es motivo de rechazo tanto por la clase política como empresarial - quisiera tener otro fracaso de Ucrania en sus manos. De hecho, sospecho que algunos gobiernos occidentales en privado, estén furiosos con los ucranianos por la grave situación que han originado, a pesar de las palabras de ‘apoyo’ a Kiev que se han sentido obligados a decir en público. Otro motivo de consternación en Europa es que de una forma por lo demás estúpida han querido vincular el levantamiento de las sanciones contra Rusia a la plena aplicación de los Acuerdos de Minsk II a pesar de que saben perfectamente de que no es Moscú, sino Kiev quien no quiere honrarlo. Creyendo ilusamente que presionar a Rusia para hacer concesiones iba a dar resultado, fracasaron en todo el sentido de la palabra, ya que al quedar al descubierto los planes terroristas de Ucrania en territorio ruso, el Presidente Putin ha cancelado su participación en la próxima reunión del cuarteto de Normandia, lo cual significa un duro golpe a la posición europea, cuya influencia ha quedado reducida a la mas mínima insignificancia. Como sabéis, estos acuerdos firmados el 12 de febrero de 2015 preveían un alto el fuego, la ampliación de la zona de separación entre los prorrusos del sureste ucraniano y las tropas ucranianas, la retirada a decenas de kilómetros del armamento pesado, intercambio de prisioneros y que Moscú devolviera progresivamente a Kiev el control de la frontera entre el este de Ucrania y Rusia, algo que no se ha cumplido hasta ahora por la intransigencia del gobierno colaboracionista de Petró Poroshenko a respetar lo acordado. Es por ese motivo que así como sospecho que las líneas telefónicas entre Kiev y las capitales occidentales estén saturadas con llamadas a la moderación, del mismo modo serán las dirigidas a Moscú pidiéndoles que modifiquen su posición y que vuelvan a comprometerse con el cuarteto de Normandía. No me sorprendería que a cambio de ello, a los rusos se les esté dando toda clase de seguridades de que las potencias occidentales actuarán ‘para evitar que Kiev vuelva a provocar a Moscú’. El que los rusos crean esas ‘garantías’ es otro asunto. Una vez dicho todo esto, quiero repetir una vez más que la situación sigue siendo extremadamente peligrosa. En última instancia, cualquier decisión para que evitar o no el estallido de la guerra, recae únicamente en Kiev. Pero nadie en su sano juicio puede creer que mientras Poroshenko y su camarilla fascista continúen en el poder, pueda llegar la paz a la región. Con el este del país virtualmente perdido a manos de los separatistas y con la reunificación de Crimea a Rusia, a los golpistas les conviene azuzar el conflicto mediante la realización de actos terroristas en territorio ruso, intentado provocar con ello una guerra que prácticamente seria su suicidio. Y en Kiev lo saben muy bien” puntualiza la nota. No cabe duda que si  Poroshenko no es detenido a tiempo, tratara de desatar un conflicto que podría desencadenar la III Guerra Mundial, con desastrosas consecuencias para la humanidad :(

HP ELITE X3: Una oficina móvil de 6 pulgadas con Windows 10 Mobile

A primera vista el HP Elite X3 parece solamente un nuevo equipo de la generación phablet. No obstante, es mucho más que eso. Este dispositivo no es un smartphone, ni un tablet, ni un ordenador, sino que es un equipo que reúne estas tres tecnologías en tan sólo 5,96 pulgadas. Es decir, una nueva generación de hardware que promete llevar tu oficina hasta tu bolsillo.Pero, ¿cómo es posible utilizar un equipo tan pequeño como un computador? A nivel de características técnicas, el Elite X3 cuenta con un display AMOLED QHD de 2560x1440, un procesador de cuatro núcleos Qualcomm Snapdragon 820, 4G de RAM y 64GB de almacenamiento interno, expandible hasta 2TB con tarjetas micro SD. Además, cuenta con certificación IP67 que lo protege de salpicaduras de agua y polvo, un juego de cámaras de 16 y 8 megapixeles, altavoces estéreo B&O y tres micrófonos con cancelación de ruido.No obstante, lo más llamativo de este equipo es que funciona por medio de Windows 10 mobile, una versión del último sistema operativo lanzado por Microsoft, que junto a un dock especial (HP Desk Dock) puede llevar todas las funciones de este equipo de seis pulgadas a una pantalla común y corriente de computador. De esta manera, al conectar el equipo con un display, teclado o mouse, a través de su dock, este aparente smartphone se transforma rápidamente en un computador. Por medio de este accesorio, puedes pasar de ver un Excel en tu mano a editarlo fácilmente desde la pantalla gracias a la experiencia Continuum de Microsoft.En tanto, a nivel de seguridad, uno de los temas de mayor preocupación para empresas, este dispositivo cuenta con sensores biométricos para garantizar la información a su interior, tanto por medio de un lector de huellas digitales como a través de una tecnología de reconocimiento de iris. Finalmente, un punto quizás no tan llamativo, pero no menos importante, es la autonomía del Elite X3. Si tenemos cuenta que este equipo funciona como una pequeña oficina, es vital que su duración vaya más allá que un smartphone común y corriente. De esta manera, el equipo cuenta con una batería de 4150 mAh que garantiza hasta un día de uso sin problemas. Esta no es la primera incursión de HP al mundo de los smartphones, pero es sin duda uno de los primeros equipos que prometen llevar las funciones de un computador completo, a la palma de tu mano. Esto obviamente se complementa con el sistema Continium, que promete llevar la pantalla de cualquier teléfono rápidamente a un display más grande. No obstante, en este caso, gracias al dock especializado permite cambiar de phablet a PC más rápidamente y con un DisplayPort, puede admitir también la conexión de un monitor externo, dos puertos USB-A. un USB-C y Ethernet con cable para escalar sin inconvenientes la productividad de los usuarios en su escritorio. Esto reafirma, una vez más, la lenta muerte que vivirán los ordenadores, esta vez inclusive en el sector empresarial. Poco a poco, nuevos dispositivos se muestran como mejores opciones al momento de realizar tu trabajo, y responden precisamente, a la tendencia de una vida más móvil, menos dependiente de un escritorio y de este tipo de equipos. De esta manera, el Elite X3 se presenta como una perfecta alternativa para empresas gracias a su posibilidad de combinar el poder de un PC, la portabilidad de una tablet y la conectividad de un smartphone, con un diseño elegante y con una seguridad a prueba del mundo empresarial. En cuanto a su coste y disponibilidad, llegará en septiembre a un precio de 699 euros :)

STAR TREK BEYOND: Cincuenta años en el espacio

En este año que se celebra el 50 aniversario de la saga original, es inevitable no sentir cierta emoción al oír las primeras notas del leitmotif de Star Trek Beyond al comienzo de la película. Es una tema que promete aventuras espaciales, personajes ya conocidos que muchos teníamos ganas de volver a ver, sentido del humor y respeto a la franquicia original. Como sabéis, Star Trek Beyond es la tercera entrega de desventuras de la tripulación de la nave USS Enterprise capitaneada por Chris Pine en el papel de capitán Kirk y acompañado por Zachary Quinto (Spock), Zoe Saldana (Uhura), Simon Pegg (Scotty), Karl Urban (el doctor 'Bones' McCoy), John Cho (Sulu) y Anton Yelchin (quien hace el papel de Chekov y que murió en un extraño accidente semanas antes del estreno del filme). En Srar Trek Beyond el director americano-taiwanés Justin Lin toma el relevo de J.J. Abrams, quien dirigió las anteriores Star Trek y Star Trek Into Darkness. La primera secuencia de la película parece una nueva dosis satisfactoria de ese tipo del Star Trek cinematográfico que empezamos a consumir en el 2009 con el estreno del primer film de Abrams. Pine sigue desbordando carisma a través de la pantalla y continúa perfecto en el papel de Kirk. Su personaje se encarga de ponernos al día: la tripulación lleva 966 días en su misión espacial de cinco años para continuar buscando nuevas formas de vida y establecer lazos diplomáticos. Los días empiezan a confundirse entre sí pero todo ello acaba pronto. Y allí empiezan los problemas. La trama se precipita con el ataque a la Enterprise por parte de Krall, interpretado por un Idris Elba completamente irreconocible bajo capas de maquillaje prostético. Krall es un villano que se alimenta de la energía de otras personas y que busca un artefacto que hay dentro de la nave de Kirk. Es difícil entender qué es exactamente el codiciado artefacto y por qué Krall es tan malo; también es difícil entenderlo cuando habla y por qué tenía que hacer que la Enterprise se estrellara en Altamid, un planeta alienígena inexplorado. Sí, Lin se estrena en la franquicia de Star Trek atreviéndose a hacer casi añicos su nave insignia. En Altamid parte de la tripulación de la Enterprise es presa de Krall y la otra parte está repartida por el planeta. Scotty conoce a Jaylah (Sofia Boutella), una guerrera con muchos recursos y que enseguida te caerá bien. El doctor McCoy le salva la vida a Spock y le pide que le cuente por qué ha roto su relación con Uhura. Naturalmente, las respuestas de Spock responden a toda su racionalidad más vulcaniana. Chekov y Kirk acaban en una trampa que al final los lleva a reencontrarse con Scotty. Y a estas alturas la película todavía tiene pendientes dos escenas de lucha grandes y largas: la primera para liberar la tripulación de las manos de Krall y la segunda para intentar liberar a la población intergaláctica de la maldad de Krall. Entre batalla digital grandilocuente y secuencias de acción realizadas con mucho dinamismo, por suerte, no faltan los chistes y las bromas habituales de este reparto cuyos miembros tienen personalidades tan definidas. Y es que al ver Star Trek Beyond, que naturalmente no cierra las puertas para una cuarta película, dan ganas que este largometraje se pareciera un poco más a la serie de televisión: la tripulación llega a un nuevo planeta, en él hay algún tipo de conflicto (que preferiblemente pueda resolverse sin efectos especiales demasiado digitales), lo resuelven, hay mucha camaradería, mucho humor y ya. La trama no se complica. Es una pena que no se dedique más tiempo de la película a profundizar en temas como la relación entre Uhura y Spock, los ligues de Kirk (de hecho no lo vemos ni flirtear siquiera en Beyond, y todo su encanto queda desaprovechado...). Por suerte la relación de McCoy y Kirk y de ellos dos con Spock gozan de minutos de película y algunas de las mejores líneas de diálogo. Scotty, tal vez porque el actor que lo interpreta es de hecho uno de los coguionistas de la película, también tiene algunos de los diálogos más jugosos y mejores momentos del film. No todo es humor y acción y la película también intenta abordar temas más universales sobre cómo el aburrimiento o la falta de motivación pueden hacer que perdamos el norte. O la importancia de la camaradería y la amistad en nuestras vidas. Aunque tenemos la sensación que estas cuestiones se podrían haber simbolizado un poco mejor si hubiera habido más tiempo para la vida personal del reparto y menos efectos digitales. En lo que desde luego no defrauda Beyond es en el respeto que muestra hacia sus antecedentes. Se honra la reciente muerte de Leonard Nimoy e incluso hay un cameo del reparto de la serie original en forma de fotografía. Y es que, a pesar de algunos reparos que pudiera tener la película, al aparecer los títulos de crédito finales y volver a escuchar la emblemática música, uno se va con las ganas de ver un episodio más de las aventuras de estos personajes :)

WATCH TV SHOWS ONLINE

Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.